Tenemos las llaves de todas las casas: visita al SIMA

El viernes pasado estuvimos en el SIMA señalando a los culpables de que haya casas sin gente y gente sin casa: bancos, inmobiliarias e instituciones públicas. A continuación os dejamos el comunicado leído en la acción, dos galerías de fotos y dos vídeos.

Imagen1

“2015 y una nueva Feria del Salón inmobiliario de Madrid, otra ocasión para que bancos e inmobiliarias estafen a personas que solo buscan una casa donde vivir. Otra vez vuelven a mentir diciendo “El mercado de la vivienda se está recuperando” mienten como cuando decían “la vivienda nunca baja”. Mienten y mentían porque la vivienda iba a bajar y porque lo seguirá haciendo, y lo saben porque somos el país con más casas por habitante, porque somos el país con más viviendas vacías y porque el mercado inmobiliario no es más que una estafa, la estafa de especular con una necesidad humana como es la vivienda y ya no tenemos con que pagar su estafa.

Imagen2

Con el país arruinado por rescatar bancos, inmobiliarias y constructoras, quieren volver a engañar a las pocas personas que les queda la posibilidad de hipotecarse, porque robando a ellos, la estafa les ha ido muy bien.

30 años okupando, 30 años no son nada

Hoy hemos venido al SIMA a decirle a los culpables del desastre que ni olvidamos ni perdonamos, que no les vamos a dejar en paz mientras su negocio sea traficar con casas. Hemos venido a decirte a ti que no te dejes engañar, que no te creas sus mentiras ni sus promesas, que solo te quieren hundir por siempre con una hipoteca o un alquiler en el que no tendrás ningún derecho para que sigan forrándose a costa de tu trabajo. Pero sobre todo hemos venido a recordar a todo el mundo, que cada día HAY más gente que ha dicho basta a la estafa, que no va a quedarse en la calle ni quiere ni puede pagar a estos ladrones por usar una casa, que las okupa y las usa con la cabeza bien alta, porque luchar contra la estafa inmobiliaria es, ante todo, luchar por una sociedad mejor.

Imagen3

En 1985 unos jóvenes okuparon un bloque en la que sería la primera experiencia de okupación en Madrid, hoy 30 años después, recordamos estos 30 años de trabajo contra un sistema que nos ha llevado al desastre, al que le da igual cuanta gente se suicide, cuanta viva en la calle y cuanta pase hambre para que no la echen de casa. Son 30 años okupando y con orgullo decimos que seguiremos muchos más, mientras haya gente sin casas y casas sin gente no nos quedaremos de brazos cruzados, porque tenemos las llaves de todas las casas.”                            8-sima

Nos vamos, pero ¡volveremos!

Galería de fotos y vídeo de Disopress: http://disopress.com/gallery.php?mode=all&id=NDUzMTEzMWU2ZjI5Nzc%3D&page=1

Galería de fotos de KaosEnLaRed: http://kaosenlared.net/galeria-de-fotos-madrid-activistas-por-el-derecho-a-la-vivienda-irrumpen-en-sima-para-denunciar-estafa-inmobiliaria/#.VUz1Kd8-E80.twitter

Vídeo de Alicia Armesto (@alitwittt): https://www.youtube.com/watch?v=e1xutuTrgl4&feature=youtu.be

Paseo #30AñosOkupando

El sábado estuvimos de Paseo #30AñosOkupando por el barrio de Lavapiés. Durante estos treinta años Lavapiés ha sido uno de los lugares clave para entender el desarrollo del movimiento de okupación en Madrid. No solo porque en una de sus calles se abrió el primer centro social de la ciudad, sino también porque el barrio ha sido testigo de algunas de las experiencias de okupación más importantes.

2015-05-06

Empezamos en Amparo 83, pasando por Minuesa, los Labos, y muchas otras okupas, y acabando en el Hotel Madrid y La Cava (Obra Social PAH).

Os dejamos aquí unas fotos y el vídeo del Paseo. Esperamos que os gustara y las que no pudisteis venir, disfrutéis de las imágenes.

Fotos de Paloma Sáinz

https://www.flickr.com/photos/paloma_sainz/sets/72157652591721711/

Vídeo de Disopress

http://disopress.com/gallery.php?mode=all&id=OTUzMTEzMWU2ZjI5Nzc%3D&page=1 

Recorrido pormenorizado:

Amparo 83. Okupado en noviembre de 1985, el primer centro social de Madrid solo duró diez días, pero poco importa: a partir de aquí el movimiento no haría más que crecer.

Labo 1. Activo entre 1997 y 1998, su okupación se produjo como consecuencia del desalojo unos meses antes de varios centros sociales importantes, como el David Castilla, la Guindalera y Lavapiés 15. Estaba situado en el número 68 de la calle Embajadores, en un edificio abandonado de propiedad estatal que había sido una antigua escuela de veterinaria.

CSA Minuesa. Uno de los centros sociales más importantes del movimiento de okupación madrileño, ya que fue el primer CSA que pudo mantener un proyecto estable durante varios años. Se situaba en la Ronda de Valencia, en un espacio enorme al lado de la actual comisaría de policía.

Cambalache. Corrala que se encuentra en una de las plazas más significativas del Rastro.

Eskalera Caracola. Convertida actualmente en un solar, la primera Eskalera Karakola fue muy importante para el movimiento de okupación madrileño porque se trataba del primer espacio gestionado únicamente por mujeres.

Labo 2/ Quimera. El edificio del actual CSOA La Quimera, en la Plaza de Cabestreros, ha sido desalojado y reokupado en diferentes ocasiones. En todo este tiempo ha acogido experiencias de okupación muy distintas, pero todas profundamente ligadas al barrio.

Barraka. Demolida recientemente, el edificio okupado Barraka ha permanecido okupado durante muchos años, sirviendo como vivienda a muchas personas diferentes. Se encontraba en el número 16 de la calle Amparo.

CSO Casablanca. Okupado entre abril del 2010 y septiembre de 2012, el CSO Casablanca estaba situado en un edificio abandonado propiedad de una inmobiliaria. Como veremos durante el paseo, tres años después del desalojo continua tapiado y sin ningún uso.

800px-CSO_Casablanca_DSC_0774

Hotel Madrid. Okupado en octubre del 2011, el Hotel Madrid se convirtió en uno de los símbolos del 15M. Actualmente el enorme edificio de la calle Carretas sigue en desuso y tapiado.

La Cava. Desalojada hace solo unos meses, La Cava fue una de las obras sociales abierta por la Asamblea de Vivienda Centro.

Entrevista 30 años de okupación en Madrid

800px-CSO_Casablanca_DSC_0774

Hace unos días el periódico Diagonal nos hizo unas preguntas para un reportaje sobre estas tres décadas de historia del movimiento de okupación. En el reportaje se incluían también las respuestas de otros colectivos para intentar construir una panorámica entre todos. Os dejamos nuestro cuestionario completo por si puede aportar algo al debate. AQUÍ el reportaje completo por si le queréis echar un vistazo.

¿Cómo valoráis el momento actual de la okupación en Madrid?

En nuestra opinión, la okupación está viviendo un momento muy bueno, probablemente el mejor en estos treinta años de historia. Por un lado tenemos todo el currazo que hace el movimiento de vivienda, que además de expropiar edificios enteros a bancos también apoya decenas de okupaciones individuales en pisos abandonados que pertenecen a especuladores, inmobiliarias y demás estafadores. Por otro lado, la red de centros sociales también tiene bastante buena salud, con CSOs muy diferentes políticamente, pero que hacen trabajo de barrio y que representan un desafío constante para los que pretenden decirnos que esta ciudad no es nuestra. Por supuesto que algunas batallas se pierden, que hay desalojos, que a veces surgen dificultades y problemas internos, pero eso significa que el movimiento está vivo, que está peleando contra el sistema y que no está siendo asimilado, al menos de momento. Por la propia naturaleza de la okupación, que es un delito desde el año 95, no podemos respaldar nuestro optimismo con cifras, no sabemos cuánta gente está okupando, ni siquiera tenemos contabilizada cuánta gente lo hace respaldada por una asamblea de vivienda, pero en el curro diario en los barrios sí se intuye que hay mucha más gente de la que creemos dispuesta a pegarle una patada a una puerta si necesita un techo. Si a eso le sumamos todas las okupaciones públicas, como las obras sociales y los CSOs, significa que somos unos cuantos.

¿Qué ha sido en vuestra opinión lo más relevante de treinta años de okupación en Madrid?

Aunque dure unas horas, cada okupación es importante, porque supone un ataque en la línea de flotación de un sistema que tiene como pilares básicos en la propiedad privada y las leyes que la protegen. La okupación no cuestiona la posesión –esta vivienda es mía porque la estoy utilizando- pero sí la propiedad –esta vivienda es mía aunque tenga decenas de ellas, las use para especular o esté dejando que se caiga-, y ésta es una de las bases más importantes del sistema de dominación actual. En ese sentido, todas son importantes. Sin embargo, sí que es cierto que en estos treinta años ha habido algunos momentos que con perspectiva vemos que han resultado claves. Probablemente el primero de ellos es la okupación del CSA Minuesa, en el barrio de Lavapiés. Primero, porque el movimiento de okupación se implica en una lucha laboral, demostrando que la unión de luchas distintas puede ampliar enormemente el potencial transformador de un conflicto (Minuesa era una imprenta cuyos trabadores se pusieron en huelga y pidieron solidaridad) y segundo por la duración del proyecto (cinco años, cuando hasta entonces los centros sociales no habían llegado a los tres meses). Otro momento importante es cuando los CSOs se vuelcan en el trabajo de barrio. La experiencia de Minuesa hace que se okupen centros sociales en zonas más alejadas del centro, como Estrecho y Vallekas, y eso hace que haya una vinculación mucho más fuerte con los barrios y que puedan mirar mucho más hacia fuera y no solo hacia dentro. Y otro momento muy importante sería la campaña de obra social del movimiento de vivienda, que permitió dar un paso muy importante en la legitimación de la okupación, demostrando que las personas que deciden okupar no se diferencian en nada de las que deciden optar por el alquiler o la compra, excepto en el hecho de que han decidido hacer y tomar en vez de pedir y esperar.

¿Creéis que se ha conseguido cambiar el sentido común sobre la okupación o sigue siendo algo mal visto fuera del activismo y de la gente directamente implicada?

Creemos que sí que se ha notado un cambio, que hay más sectores de la población que ven la okupación como una opción legítima. La propia realidad de la crisis ha hecho que la gente se ponga en la piel de los que pierden su vivienda, perder la casa ya no es algo que solo le pasa al “otro”, a la gente “marginal”. Y cuando perder la vivienda es una posibilidad cercana, es más fácil pensar que prefieres pegarle una patada a una puerta que quedarte en la calle. Que si te ves en la calle tú también lo harías. Se rompe el discurso del “esto no me puede pasar a mí” y surge el de “yo también lo haría”, y ahí hay un potencial transformador muy grande. Y lo bueno es que ese potencial creado por la realidad de la crisis se ha encontrado con el movimiento de vivienda, un movimiento autoconsciente y organizado, que dice que el derecho a la vivienda está por encima de los intereses de los bancos, las constructoras y los especuladores y que ha utilizado una estrategia de comunicación muy acertada para transmitir ese mensaje. Todo eso ha hecho que la okupación gane legitimidad, aunque está claro que es una pelea en la que hay que seguir. Por ejemplo, para que la okupación no se considere una opción válida únicamente en los casos de necesidad extrema, sino también cuando alguien decide okupar como forma de lucha contra el capitalismo o simplemente porque no quiere pagar por una vivienda cuando hay tres millones y medio de casas vacías. Pero, en lo que respecta a la legitimación social, somos optimistas.

¿Cuál es el horizonte que le espera a la okupación en Madrid?

En lo que respecta al poder, no creemos que vaya a haber muchos cambios. En la medida en que la okupación cuestiona dos pilares básicos del sistema capitalista –los que hemos dicho antes, la propiedad y el sistema de leyes que la protegen-, seguirá siendo perseguida. Por supuesto no todo es igual, unos gobiernos emplean más represión y otros menos, unos abren espacios para la negociación y el diálogo y otros solo entienden la mano dura, pero no creemos que se vaya a despenalizar en un periodo breve de tiempo, así que seguirá siendo un delito y perseguida como tal. En lo que respecta al movimiento de okupación y al movimiento de vivienda, creemos que va a tener que seguir peleando y nada hace pensar que no vaya a tener buena salud.

 ¿Cómo creéis que pueden afectar los resultados del 24M? En este sentido, ¿qué se puede esperar de Podemos o Ahora Madrid con respecto a la okupación? ¿Qué propuestas/medidas/leyes se podrían hacer desde ayuntamiento y Comunidad sobre la okupación?

Creemos que los resultados pueden afectar bastante. Si se siguen sucediendo en el gobierno los mismos partidos que hasta ahora, no habrá grandes cambios. La estrategia va a seguir siendo la represión y la persecución de todo aquel que cuestione que la ciudad no le pertenece a los que mueven los engranajes de la dominación, sino a quien la habita. Puede incluso que la represión aumente y se endurezcan las penas por okupar, todo depende de las necesidades del capital, de que considere que le puede venir bien aumentar un poco más de nuevo la tasa de beneficio que obtiene de la vivienda. Si suben al poder otros partidos con propuestas distintas, seguramente nos enfrentaremos a escenarios nuevos. Uno de ellos puede ser que simplemente dejen estar a la okupación, que hagan un poco la vista gorda y no empleen mucho la fuerza si llega el momento del desalojo. Otro puede ser un intento de asimilación del movimiento, de integración dentro del sistema. El mecanismo es sencillo, ya ha sucedido en otros países: coges a los centros sociales y les ofreces dos alternativas, la negoción con las instituciones para la cesión de un espacio o el desalojo inmediato. La negociación tiene pros y contras y cada momento y espacio tiene un proceso distinto que no somos ni mucho menos quienes para juzgar, pero sí es cierto que desactiva el movimiento, porque desde el lado de la institución se exige algo a cambio. La negociación no es gratis, eso está claro, la cuestión es que llegado el momento cada espacio tendrá que ver qué gana, qué pierde y si le compensa. Por supuesto esto no son más que conjeturas basadas en intuiciones por la experiencia en otros países, pero no tiene por qué ser así aquí.

También está claro que no es lo mismo la okupación de un centro social que la okupación de una vivienda. En un centro social podemos permitirnos ser más duros en la estrategia de confrontación, plantear líneas de ataque más claras. El caso de la vivienda es distinto por varias razones. Por ejemplo, porque la decisión tiene que ser de quien la habita, que tiene que valorar su situación personal y sus alternativas habitacionales. En un centro social, la decisión es asamblearia, de los distintos colectivos e individualidades que lo conforman. En una vivienda, aunque cuentes con el apoyo de un grupo de vivienda, la decisión tiene que ser tuya, y se tienen que respetar al máximo el proceso de cada uno y las razones que tenga para optar por una cosa u otra. No somos quiénes para decirle a alguien que se juegue quedarse sin casa porque no creemos en la negociación con un banco o con el Estado. Ahí, en la vivienda, es donde estos partidos tendrían quizá un papel más importante que jugar. Una medida, que ya va en los programas electorales, es garantizar el derecho a la vivienda mediante un parque público. Si se cumple, va a ser buena para mucha gente. Otra medida, mucho más contundente, sería la despenalización de la okupación, que deje de ser un delito. Sería un horizonte mucho más deseable, aunque lo cierto es que ni así acaba de irse la mosca que tenemos detrás de la oreja. Al fin y cabo, la okupación no era un delito en los ochenta y la gente entraba en la cárcel por ello. Sin ir más lejos, el presidente de la federación de asociaciones de vecinos estuvo comiendo cárcel en Carabanchel por una okupación colectiva en La Ventilla. Es decir, que no dejamos de desconfiar en las instituciones, porque la verdad es que no han demostrado que la gente le importe lo más mínimo, salvo para sacarles la pasta con la que financiar bancos que previamente ya les habían saqueado a base de estafas inmobiliarias y preferentes. En la medida que la okupación cuestiona pilares básicos del sistema capitalista, creemos que los cambios reales vendrán cuando se cuestione realmente ese sistema, y no creemos que estos partidos lo hagan. Si solo aspiran a apuntalar ruinas, solo encontrarán escombros

¡Alquiler social para Estíbaliz! Acción en BBVA dentro de la #SemanaOkupación

Este mediodía, unos 30 compañeros del distrito de Ciudad Lineal, Asamblea de Vivienda y Oficina de vivienda, hemos vuelto a acudir a la sucursal de BBVA situada en Marqués de Corbera 53 para apoyar a nuestra compañera Estíbaliz.

Estíbaliz es una de nuestras ‘vecinas okupas’ que, desde hace meses, vive en un piso propiedad de esta entidad en La Elipa. La vivienda fue recuperada a principios del 2014 por el colectivo Apoyo Mutuo Ciudad Lineal para dar solución a varias familias sin alternativa habitacional.

Coincidiendo con la Semana de Okupación que ha organizado la Oficina de Vivienda, hemos ido a exigir al BBVA que paralicen el proceso judicial por usurpación de nuestra compañera y abran una negociación inmediata para que opte a un alquiler social. Estíbaliz lleva 8 meses acudiendo de manera continuada a la oficina y la respuesta siempre ha sido la misma: “El BBVA jamás negocia con okupas”.

Tras una hora de negociación, hemos conseguido que el director de la sucursal se comprometa expresamente a enviarle un correo a Estíbaliz con una cita concreta (día, lugar y nombre de la persona que la va a recibir) con un superior. No obstante, ha recalcado que la postura del banco con respecto a este tipo de casos es inamovible.

Queremos denunciar que entidades como BBVA están facilitando en ocasiones alquileres sociales, pero solo a personas que hayan sido previamente estafadas con una hipoteca de su banco, creando así una distinción entre‘buenos okupas’, los que antes han sido clientes del banco, y ‘okupas ilegales’, los que no han tenido relación alguna con ellos. Para BBVA estas personas quedarían excluidas de un derecho fundamental como es la vivienda.

Para nosotr@s, todas las personas, sin distinción de ningún tipo, tienen derecho a vivir dignamente, independientemente de que tengan ingresos o no.
La semana que viene estaremos atentas para confirmar que efectivamente tenga lugar esta reunión. De no ser así, seguiremos movilizándonos las veces que sean necesarias para que todas las ‘vecinas okupas’ que lo deseen puedan tener un alquiler social.

¡La casa para quien la habita!

image

image

image

Un paseo por los 30 años de okupación en Lavapiés. Sábado 9M, 12h, Metro Lavapiés

2015-05-06

Durante estos treinta años Lavapiés ha sido uno de los lugares clave para entender el desarrollo del movimiento de okupación en Madrid. No solo porque en una de sus calles se abrió el primer centro social de la ciudad, sino también porque el barrio ha sido testigo de algunas de las experiencias de okupación más importantes. En el paseo recorreremos los lugares donde han tenido lugar esas experiencias, desde los inicios en Amparo 83 a los edificios okupados recientemente por el movimiento de vivienda. En cada uno de esos lugares nos detendremos unos minutos para que personas que estuvieron allí nos cuenten cómo se desarrolló la experiencia y cómo la vivieron. Por supuesto, las intervenciones también estarán abiertas a cualquier vecina o participante, de lo que se trata es de recuperar entre todas la memoria combativa de la ciudad y tejer redes a pie de calle. Empezamos a las 12 en la salida del metro de Lavapiés.

Amparo 83. Okupado en noviembre de 1985, el primer centro social de Madrid solo duró diez días, pero poco importa: a partir de aquí el movimiento no haría más que crecer.

Labo 1. Activo entre 1997 y 1998, su okupación se produjo como consecuencia del desalojo unos meses antes de varios centros sociales importantes, como el David Castilla, la Guindalera y Lavapiés 15. Estaba situado en el número 68 de la calle Embajadores, en un edificio abandonado de propiedad estatal que había sido una antigua escuela de veterinaria.

CSA Minuesa. Uno de los centros sociales más importantes del movimiento de okupación madrileño, ya que fue el primer CSA que pudo mantener un proyecto estable durante varios años. Se situaba en la Ronda de Valencia, en un espacio enorme al lado de la actual comisaría de policía.

Cambalache. Corrala que se encuentra en una de las plazas más significativas del Rastro.

Eskalera Caracola. Convertida actualmente en un solar, la primera Eskalera Karakola fue muy importante para el movimiento de okupación madrileño porque se trataba del primer espacio gestionado únicamente por mujeres.

Labo 2/ Quimera. El edificio del actual CSOA La Quimera, en la Plaza de Cabestreros, ha sido desalojado y reokupado en diferentes ocasiones. En todo este tiempo ha acogido experiencias de okupación muy distintas, pero todas profundamente ligadas al barrio.

Barraka. Demolida recientemente, el edificio okupado Barraka ha permanecido okupado durante muchos años, sirviendo como vivienda a muchas personas diferentes. Se encontraba en el número 16 de la calle Amparo.

CSO Casablanca. Okupado entre abril del 2010 y septiembre de 2012, el CSO Casablanca estaba situado en un edificio abandonado propiedad de una inmobiliaria. Como veremos durante el paseo, tres años después del desalojo continua tapiado y sin ningún uso.

800px-CSO_Casablanca_DSC_0774

Hotel Madrid. Okupado en octubre del 2011, el Hotel Madrid se convirtió en uno de los símbolos del 15M. Actualmente el enorme edificio de la calle Carretas sigue en desuso y tapiado.

La Cava. Desalojada hace solo unos meses, La Cava fue una de las obras sociales abierta por la Asamblea de Vivienda Centro.

El Campo de La Cebada. En esta plaza situada al lado del metro de La Latina celebraremos una comida popular organizada por una cooperativa de personas migrantes de Lavapiés. Será a las 14.30 y habrá opción vegana.

Taller de Cerrajería

En el segundo día de la Semana de Okupación se ha celebrado el Taller de Cerrajería en el CS La Brecha.

Decenas de personas han aprendido el funcionamiento básico de las cerraduras, muy práctico por si un día te olvidas las llaves dentro de casa.

Para todas las que estéis interesadas y que no hayáis podido asistir al Taller de Cerrajería, os dejamos un guía práctica (“Abriendo puertas”), muy útil para solucionar pequeños problemas en casa:

http://oficinavivienda.net/2014/12/17/abriendo-puertas/

Además, en este link podéis encontrar un montón de recursos y materiales para la Semana de Okupación:

https://semanaokupacion.wordpress.com/materiales/

¡Muchas gracias a todas por el interés y la asistencia!

¡Mañana, más!

Y estad atentas a las sorpresas #SemanaOkupación #30AñosOkupando

Inauguración de #SemanaOkupación #30AñosOkupando

Ha comenzado la Semana de la Okupación.

En una acción coordinada entre varios colectivos, hoy a las 18:00 ha quedado inaugurada la semana de la okupación en la que conmemoramos los 30 años de okupación en Madrid.

Entre todas hemos querido dejar constancia de la lucha por la vivienda a través de varias pancartas que han sido colgadas o mostradas en lugares significativos y de máxima visibilidad en Madrid.

¡No te pierdas nada!
Todas las actividades y acciones de la semana de la okupación aquí:

https://semanaokupacion.wordpress.com/

Sigue y usa los hashtags #30añosOkupando y #SemanaOkupacion para ver y difundir la semana en twitter.

Madrid ha sido okupada por nuestros mensajes.

Secta Nihilista: CELQGMlWMAA_evpCELZRnKXIAAkHjZ

La Morada, Chamberí y Oficina de Vivienda: 
CELPIHaWgAEkezb

730411030_78251

Apoyo Mútuo Ciudad Lineal:
CELcunGW8AItP6lCELZbZJW8AAm7_i

Vallecas: CELUk90WMAAr3ekAsociación de Estudiantes Malayerba: UAMCELZdRLWgAEKd_Q

CELhloHW8AAzSCvBarrio del Pilar:CELaBa_WgAAQW9HLa Guindalera:CELfAx7WIAAIs1T

Manoteras:

730411939_77618
¡NI CASAS SIN GENTE, NI GENTE SIN CASAS!

En el aniversario de los #30AñosOkupando en Madrid. Participa en la #SemanaOkupacion

En 1985 se vivía la primera experiencia de lo que sería el movimiento de okupación en Madrid. Coincidiendo con el 30 aniversario de su nacimiento diversos colectivos y asambleas de Madrid lanzan la Semana de Okupación, con actividades, charlas, talleres y acciones para hacer memoria de un movimiento que está cada día más vivo.

Acude, difunde y participa en la Semana de Okupación:

Puedes visitar el blog en https://semanaokupacion.wordpress.com/

¿Quiénes somos? Presentación de la semana de okupación.

Usa los HT #30añosOkupando y #SemanaOkupacion para ver y difundir la semana en twitter.

Cartel semana okuapacion

Cartel semana okuapacion

Jornadas Bebienderas para Caja de Resistencia 18A

Después de varias detenciones, multas y juicios, tenemos la caja de resistencia completamente vacía y debemos bastante pasta, así que necesitamos que nos echéis una mano. El próximo sábado organizamos una fiesta en el CSOA La Morada (metro Quevedo) y todos los beneficios van a ir a la caja de resistencia de nuestro colectivo.
Si os pasáis os prometemos que habrá musicote, comida rica, todo lo que podáis beber y que seremos muy majxs. Prometemos que no daremos el tostón con ninguna charla ni pondremos un docu en el último momento 😉

Os esperamos a todxs el sábado 18 abril desde las 21h en Csoa La Morada, C/Casarrubuelos nº5 (ver localización en el mapa)

ofi

@ofiviviendamad, @csoalamorada

Evento en facebook: https://www.facebook.com/events/433369913506290/

Comunicado en apoyo de las detenidas hoy en Madrid

13167_1626910377541362_5719601332050158216_n

 

Hoy nos hemos vuelto a despertar con la noticia de un nuevo montaje policial para criminalizar a la gente que lucha y quiere una sociedad diferente. A primera hora de la mañana se han sucedido numerosos registros en centros sociales y casas okupadas y la policía ha realizado un total de veintisiete detenciones. Como muchas otras mañanas antes, hemos tenido que asistir al terror de ver cómo la policía derribaba puertas y detenía compañeras. Como muchas otras mañanas, nuestros teléfonos han sonado para intentar averiguar quién había sido detenido esta vez, a quién había elegido la policía para seguir extendiendo el terror.

Desde Oficina de Vivienda condenamos estos hechos y mostramos nuestro absoluto apoyo y solidaridad con todas las detenidas. Somos conscientes de que esto no es más que otro intento más de criminalización de grupos anarquistas con el único fin de justificar la represión de la gente que lucha y no va a quedarse callada. Lo único que buscan es crear un estado de terror que nos mantenga quietos y en silencio, esperando no ser los siguientes. Sin embargo, hace mucho que perdimos el miedo. Hace mucho que decidimos que nos da más miedo la sociedad que quieren imponer que la posibilidad de ser detenidas. Que preferimos arriesgarnos a su represión que aguantar sus injusticias.

Las personas detenidas, encarceladas, apaleadas o multadas no están solas ni van a estarlo nunca. Ellos tienen el miedo y la represión y nosotras nos tenemos las unas a las otras.

Abajo los muros de las prisiones y las comisarías. Nos tocan a una, nos tocan a todas.

Oficina de Vivienda de Madrid.

#‎Madrid‬: Tirso Molina 19h
#‎Bcn‬: Pç Mercat del Clot 20h
#‎Palencia‬: Subdelegación Gobierno 20h
#‎Zaragoza‬: Plz Madalena 20h
#‎Salamanca‬: Subdelegación de Gobierno 19h
#‎Girona‬: Pç del Vi 20h
#Cuenca: Carretería 20h
#Granada:CSOA La Redonda 20h