#NoSonOkupasSonNazis

El día 18 de agosto, el grupo neonazi Movimiento Social Republicano (MSR) publicaba en las redes sociales la entrada en un edificio abandonado del barrio madrileño de Tetuán y su intención de convertirlo en un centro social que atendiese a personas necesitadas. Eso sí, siempre que fuesen de raza blanca y nacionalidad española. La apertura de un centro de esas características en el distrito con más población migrante de Madrid y la oposición que generó entre los vecinos atrajo la atención de la prensa, sobre todo a partir de la masiva manifestación de rechazo que se celebró el mismo día de la inauguración del centro, el 30 de agosto. Desde entonces, ha sido frecuente ver como la prensa se refería al centro como un “edificio okupado” y a los miembros del grupo neonazi como “okupas”, en un error que luego se repetía en las redes sociales. La prensa asimilaba así este centro como el movimiento de okupación, que siempre ha tenido entre sus principales objetivos la recuperación de edificios abandonados para convertirlos en viviendas y centros sociales.

Esta asimilación era falsa, pero la realidad importaba poco. Presentar el centro del MSR como parte del movimiento okupa perseguía un objetivo muy concreto: reducir el problema a un enfrentamiento entre bandas. Un problema social y político tan profundo como es el asentamiento de un centro que promueve la discriminación y el odio racial quedaba reducido a una pelea entre “ultras de distinto signo”, como titulaba el ABC en una noticia del siete de septiembre. Poco importaba que el centro del MSR no tuviese nada que ver con el movimiento de okupación ni en sus ideas, ni en sus objetivos, ni en su forma de funcionamiento: lo importante era transmitir la idea de que todos los okupas son violentos y generan problemas. Sin embargo, pasaban por alto lo más importante: no son okupas.

Manifestación contra el MSR 30 Agosto 2014 (Foto Dissopress)

Manifestación contra el MSR 30 Agosto 2014 (Foto Dissopress)

No apuntalaremos vuestras ruinas: el movimiento de okupación

El movimiento de okupación como lo conocemos hoy surge en el Estado español a finales de los años ochenta. Es entonces cuando aparecen los primeros centros sociales autogestionados, edificios abandonados que se recuperan para darles un uso colectivo. Fábricas abandonadas, naves vacías y edificios públicos en desuso comienzan a ser utilizados como lugares donde los vecinos del barrio y los miembros de distintos colectivos se reúnen para hacer actividades de todo tipo, desde ver una película a participar en un taller. Edificios destinados a convertirse en un montón de ruinas pasan a ser lugares del barrio y para el barrio. Frente a los escombros, la vida.

Pero la okupación no es solo una respuesta a una necesidad concreta. Los centros sociales autogestionados no buscan únicamente luchar contra el abandono de los barrios por parte de las instituciones. Al okupar un edificio abandonado se está cuestionando un modelo de ciudad en el que solo cabe la especulación o los escombros, pero no solo eso. Mediante la recuperación de edificios, la okupación cuestiona también dos pilares básicos del sistema capitalista: la propiedad privada y las leyes que lo protegen. Desde pequeños se nos enseña a valorar la propiedad privada y a considerarla un derecho básico, derivado del trabajo: cuanto más trabajes, más propiedades podrás tener. Sin embargo, pronto nos damos cuenta de que esa relación es ficticia, de que las jornadas de ocho o diez horas diarias apenas nos permiten llegan a fin de mes y de que después de cuarenta años de trabajo la única propiedad que tenemos es un piso de sesenta metros cuadrados en el extrarradio, eso si hemos tenido suerte y hemos conseguido acabar de pagar la hipoteca. Y si esa relación es ficticia, también podemos pensar que la elevación de la propiedad privada a derecho básico es igualmente falsa. Es más, casi parece más bien propaganda de quienes sí tienen propiedades, y no de quienes lo único que tenemos es una hipoteca –es decir, una deuda-, o muchas veces ni eso. Mantener un inmueble cerrado excluyendo a los demás de su uso cuando el propietario no lo está utilizando ni lo necesita no es legítimo ni respetable. Permitir que haya edificios abandonados cayéndose a pedazos mientras existen necesidades en los barrios por tener un simple papel de propiedad es cruel e injusto. La okupación reconoce y respeta la posesión (esto es mío porque le doy uso), pero no la propiedad (esto es mío aunque quiera destrozarlo, acapararlo o convertirlo en un montón de escombros). Así, al cuestionar las relaciones de propiedad, el movimiento de okupación cuestiona también las relaciones de dominación que permiten que unos acumulen propiedades y otros no tengan nada, que haya gente sin casa y casas sin gente. Al luchar contra la dominación, lucha por una sociedad más igualitaria y más justa.

Racismo y exclusión: el MSR

Uno de los vecinos de Tetuán agredido por los Nazis

Uno de los vecinos de Tetuán agredido por los Nazis

Sin embargo, nada de esto lo encontramos en el centro del MSR. La ideología neonazi que defienden sus miembros no solo no quiere acabar con las relaciones de dominación basadas en la propiedad y el dinero, sino que además promueve otras basadas en la raza. No solo creen que las personas deben ser excluidas en función de su clase social, sino también en función de su color de piel. La utilización de la estrategia de la ocupación de un edificio no se basa en un intento de acabar con la dominación, sino de hacerla más fuerte. Para un grupo neonazi como el MSR, la ocupación es solo una forma de vender una ideología racista, de enmascarar lo que en realidad es solo odio y exclusión. Copian la apariencia de un centro social autogestionado pero lo dotan de unos contenidos completamente opuestos: donde debería haber igualdad hay exclusión, donde debería haber solidaridad hay jerarquía, donde debería haber apoyo mutuo hay asistencialismo, y donde debería haber libertad hay dominación. En la medida en que excluyen a muchos de sus vecinos, un centro de ideología neonazi nunca puede ser algo del barrio y para el barrio. Únicamente puede ser un lugar de difusión de ideas racistas en el que, con suerte, algún día repartan bocadillos a los que consideren merecedores de ello. Cuando no haya esa suerte, sus miembros darán palizas a vecinos que sean objeto de su odio, como de hecho ya ha sucedido en Tetuán.

Además, un centro como este no solo no cuestiona el modelo de ciudad existente, sino que ayuda a consolidarlo. Permitir un foco de conflictividad en un barrio con el objetivo de deteriorarlo es una estrategia de gentrificación de manual. Cuando ese deterioro se consolida –por ejemplo porque hay palizas frecuentes a la población migrante-, los vecinos que habitan el barrio lo abandonan. De esa forma, los especuladores pueden hacerse con sus casas a un precio muy bajo, derribarlas y construir viviendas mucho más caras. En un barrio como Tetuán, situado a cinco minutos andando de la zona más cara de Madrid, el centro del MSR es una oportunidad perfecta para deteriorar un barrio que hasta ahora no había tenido problemas de convivencia. Esto no quiere decir que el ayuntamiento o los especuladores hayan dados las llaves a los neonazis del MSR, pero sí que estos hacen un papel que les resulta útil.

Esta complicidad con los intereses de la dominación, unido a la difusión de la ideología neonazi y la práctica del racismo y la exclusión hacen que el centro del MSR deba ser considerado algo completamente opuesto a los centros sociales autogestionados que pertenecen al movimiento de okupación. Las ideas discriminatorias y xenófobas que promueven no tienen cabida en Tetuán ni en ningún otro distrito de Madrid. Los vecinos ya han demostrado su rechazo a la apertura de este centro y no pararán de oponerse a él hasta que se cierre de forma definitiva. Los miembros del MSR han ocupado un edificio, pero no son okupas: son nazis.

¡Fuera racistas de nuestros barrios!

Este sábado en #TallerOkupacion, reparto de pegatinas #DerechosInquilinas

Este sábado 21 de Junio a las 19h haremos el taller de okupación en el CSOA La Morada, este taller da comienzo a la campaña por los derechos de las personas que viven okupando. Al igual que hemos hecho durante los últimos meses con los derechos de las inquilinas, el fin último esta campaña es dotar de recursos y de una identidad colectiva a las personas que son víctimas de la especulación.

La Oficina de Vivienda se creó específicamente con la vista puesta en la defensa del derecho a la vivienda por encima de la particularidad de cada caso, y es por eso que durante estos meses hemos desarrollado materiales para la defensa legal de las inquilinas, contenidos en forma de panfletos y vídeos para difundir las reivindicaciones, concursos y pegatinas para crear una identidad colectiva, acciones para visibilizar a las culpables, en busca siempre de crear focos de lucha para la defensa colectiva del derecho a vivienda.

Pero al igual que las personas que viven de alquiler, son cientos de miles los excluidos en este país que no tienen forma de acceder legalmente a una vivienda y la toman. También ellas tienen derecho a la vivienda y por eso a partir de ahora centraremos nuestros esfuerzos en los derechos de las personas que viven okupando.

De momento tenemos los materiales ya publicados en la sección de recursos sobre okupación, al que hoy hemos añadido una guía rápida con todos los elementos relevantes para la toma y defensa de una vivienda desarrollada desde Carabanchel.

La campaña inquilinas no se cierra y este sábado en el taller de okupación tendremos miles de pegatinas de derechos inquilinas para repartir en la morada. Hipotecadas, viviendo de alquiler, okupando o sin techo nuestra lucha es la misma, la lucha contra este modelo que hace negocio con la necesidad enriqueciendo a unos pocos a costa de la explotación y la miseria de las demás.

Derechos Inquilinas a la calle. Reparte #PanfletoInquilinas

El próximo miércoles a las 19h te proponemos una nueva acción en defensa de #DerechosInquilinas.

Ha llegado el momento de bajar a la calle y contarle a nuestras vecinas porque defendemos el alquiler, porque está proscrito en este país y que podemos hacer para recuperar el derecho a la vivienda digna. Todo esto lo hemos resumido en un panfleto que repartiremos el miércoles 4 a las 19h en distintos puntos de Madrid.

Animamos a asambleas de barrios y pueblos, a colectivos e individualidades a sumarse al reparto eligiendo un punto e imprimiendo el panfleto para difundir las propuestas en defensa de los derechos de las personas inquilinas que hemos hecho para la ocasión:

Pincha en el dibujo para descargarte el Panfleto Inquilinas

De momento hay 4 grupos que estarán en el intercambiador de Moncloa, Nuevos Ministerios, Atocha y Avenida de América, si quieres sumarte a la acción descarga e imprime el panfleto y escribe a ofiviviendamadrid@gmail.com para organizarnos y hacer el mapa de reparto. Igualmente será valioso si en cualquier otra fecha se realiza el reparto e igual agradecemos que se nos escriba.

Seguimos en lucha por recuperar los derechos de las personas inquilinas.

#DerechosInquilinas: Materiales legales para la defensa jurídica

Tras el taller legal de defensa de los derechos del inquilino, desde Oficina de Vivienda arrancamos con la campaña por el alquiler. Durante los próximos meses iremos lanzando distintas iniciativas destinadas a recuperar los derechos del inquilino.

Hoy lanzamos materiales de defensa recopilados a partir de el taller legal y consultas con distintos abogados:

1- Guía de defensa legal del inquilino amenazado por desalojo. En esta guía hemos intentado resumir paso por paso el proceso de desahucio de personas de alquiler. Dentro del documento están incluidos los distintos formularios para presentar recursos.

2- Formulario para el aplazamiento del lanzamiento en base al 704 de la LEC

3- Formulario para la paralización del desahucio hasta que haya alternativa donde vivir. Basada en la sentencia del TEDH( Tribuna Europeo de Derechos Humanos)

4- Respuestas sobre el derecho a asistencia gratuita.

5- Impugnación ante la denegación de asistencia jurídica gratuita.

 

Desalojan Corrala la Utopía, nace #AcampadaUtopia

Actualización 9/04/2014: Hoy la Junta de Andalucía se compromete a realojar a las vecinas de la utopía. Una vez más se demuestra que la lucha es el único camino.

http://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-junta-asume-realojo-familias-desalojadas-corrala-utopia-cumplimiento-mandato-judicial-20140409113923.html

Ayer domingo desalojaron tras dos años de lucha la Corrala Utopía. Una corrala que varios activistas de oficina de vivienda tuviéramos la ocasión de conocer hace un año, y que representa un ejemplo de lucha y resistencia, principalmente de las vecinas que la habitaban, pero también de un movimiento por la vivienda digna en Sevilla en concreto y sus P.I.V.E.S. y Andalucía en general del que todos deberíamos tomar nota.

Han pasado dos años luchando contra Ibercaja, otro de tantos bancos criminales, pero también contra los poderes públicos, especialmente el Ayuntamiento de Sevilla que les cortó los suministros básicos en un acto de barbarie digno de la peor calaña política.

Ayer finalmente las vecinas eran desalojadas con otro dispositivo policial desproporcionado,el edificio tapiado y las vecinas en la calle.

Pero las vecinas de la Corrala Utopía no son de las que se rinden, ni era ese edificio del que sacaban su fuerza. En otra muestra de lucha tras el desalojo han acampado frente a las puertas del ayuntamiento, las querían separadas pero se las han encontrado juntas.

Desde Oficina de Vivienda de Madrid mandamos nuestra solidaridad pero sobre todo nuestros agradecimientos a todas las vecinas de la Corrala Utopía.

Comunicado del Movimiento Andaluz por una Vivienda Digna

 

Vídeo : Desalojo de la Corrala Utopía, manifestación y concentración de apoyo en #sevillahoy

 

 

 

Exige a Konecta la readmisión de Amaya

Exige a las cúpulas directivas de Konecta y del Banco Santander (máximo accionista de la empresa) que readmitan a Amaya, trabajadora despedida por ausentarse el día de su desahucio y los posteriores a pesar de contar con baja médica.

https://oiga.me/campaigns/exige-a-konecta-la-readmision-de-amaya

Asunto: Readmita a Amaya en Konecta, despedida por faltar al trabajo el día de su desahucio.

Mensaje:

Estimado/a Señor/a

Como directivo del grupo Konecta o del Banco Santander me dirijo a usted para hacerle llegar mi total indignación por el despido de una trabajadora por faltar a su puesto de trabajo el día de su desahucio y los posteriores.

Los hechos se remontan al pasado 25 de octubre, cuando Amaya Muñoz, trabajadora de Universal Support fue despedida media hora antes de finalizar su jornada amparándose en la Reforma Laboral. Esta empresa pertenece al grupo Konecta, cuyo máximo accionista es el Banco Santander.

No pretendo discutir la legalidad o no de la medida tomada, en todo caso, y si fuera necesario, serían los juzgados de lo social quienes determinarían tal circunstancia. Quiero hablar de justicia:

El pasado 11 de septiembre Amaya se enfrentó a su segundo intento de desahucio. Una semana antes había pedido a la empresa un cambio de turno para poder asistir a su desalojo, dejando claro que la ausencia era por índole judicial, y que si se lo denegaban le sería imposible acudir a su puesto. La respuesta de su coordinadora fue “no creo que sea posible, aunque ya eres mayorcita y conoces tus responsabilidades. Ese día no puedes faltar”. Amaya se enfrentó a su desahucio con un doble temor: perder la casa y el trabajo.

Finalmente, pesar de la resistencia popular, Amaya fue desahuciada por más de cien antidisturbios, que tomaron el barrio desde primera hora de la mañana. Esta situación derivó en un ataque de ansiedad importante, por lo que la médico de cabecera le dio 10 días de baja para recuperarse.

Tras todo esto y más o menos recuperada, Amaya luchó por seguir adelante y conservar su empleo…hasta que le notificaron el despido. Para ello Konecta utilizó una maniobra que demuestra su mala fe. Los días 11 y 17 de Octubre Amaya acudió al médico por enfermedad común y, en vez de considerarlo un permiso retribuido y por tanto no computable, la empresa le pidió “baja y alta médica”. Las ausencias derivadas del desahucio y las visitas al médico – a pesar de estar todas ellas debidamente justificadas – fueron suficientes para proceder al despido.

Me consta que no es la primera vez que Konecta salta a las páginas sociales de los periódicos por asuntos similares. Sin ir más lejos, el año pasado el periódico Diagonal informó de la muerte de una trabajadora de su grupo que por miedo a perder su puesto de trabajo falleció de una neumonía.

De parte mía y de toda la sociedad lo que pedimos es que reconsideren este despido y readmitan a Amaya. Hasta que la readmisión se lleve a cabo, vamos a presionar y a acudir a las puertas de clientes y accionistas de Konecta, además de usar las vías judiciales….No abandonaremos esta campaña hasta que se nos escuche y se haga justicia.

Atentamente.

#23N Juicio a la banca, salvemos lo público, salvemos las pensiones, salvemos a las personas

Hoy Miércoles 20 de Noviembre se lanza #23EmpapelaALaBanca para que este sábado 23 de Noviembre no falte nadie a las 12h en Plaza de España para movilizarse contra los abusos de la banca y secundar al tribunal Ciudadano de Justicia en su denuncia contra Bankia.

El Tribunal Ciudadano de Justicia y más Asambleas del 15M convocan el 23 de noviembre a una jornada de lucha y movilización. No se trata de una manifestación más contra los recortes, sino contra la causa de los mismos. Como queremos ir a la raíz de los problemas, esta vez denunciaremos a los verdaderos culpables de la situación dramática que vivimos, dando toda la visibilidad a la querella que junto con muchas personas y asambleas del 15M hemos venido elaborando durante los últimos dos años. No nos limitaremos a una manifestación y luego nos iremos a casa, sino que después daremos las claves de este trabajo, para que entre todos podamos entender claramente cómo los culpables de la mal llamada crisis nos han estafado, han despojado a miles de personas de sus viviendas y expoliado el dinero necesario para financiar los servicios públicos y dárselo a los banqueros.

Hoy pedimos responsabilidades a todas las instituciones políticas que han dado cobertura legal a esta masacre.

No vamos a contemplar impasibles el expolio de unos pocos a la gran mayoría.

Convocamos a todas las personas hartas de esta situación de impunidad y austericidio a confluir el 23 de noviembre para elevar nuestra voz como una sola frente a la barbarie de las élites políticas y financieras.

Expresamos nuestro rechazo a la violencia económica y social a la que estamos siendo sometidos: millones de parados, carencia de alimentos en la sociedad, recortes en todos los servicios públicos, en las pensiones, vivienda, dejando casas sin gente y gentes sin casa…

Porque esto es una estafa, porque todos somos mareas, el 23N todos a la calle.

Mañana

12:00: Manifestación con recorrido Plaza de España-Alcalá-Sol “Juicio a la Banca, salvemos lo público, salvemos las pensiones, salvemos a las personas”. Convocan: Tribunal Ciudadano de Justicia (TCJ) y más Asambleas 15M.

14:00: Lectura de Manifiesto en Sol.

14:30: Asamblea explicativa TCJ en Sol

Tarde

17:00: Concentración en Banco de España

La gran estafa de Arroyomolinos #Zarzalejo5

Una estafa en el pueblo de Arroyomolinos lleva a 241 familias a no poder vivir en las casas que ya han pagado. El promotor corrupto pasa la deuda a la Sareb y esta sigue sin ofrecer ninguna solución. Estas 241 familias ya han pagado dos veces por sus casas, basta ya de corrupción exigimos una solución.

Por eso este DÍA 24 DE OCTUBRE a las 19.00 les acompañamos en las oficinas de la Sareb PASEO DE LA CASTELLANA 89 – 8ª PLANTA en la denuncia de esta entidad corrupta que pagamos con nuestro dinero para que siga dejando a gente sin casa.

Nos cuentan su caso:

Allá por el 2005, 241 familias ponen todas sus ilusiones, y los ahorros de toda una vida, en la compra de una casa (gran parte de los afectados gente jóven que compra su primera vivienda) en la bonita urbanización de protección pública Zarzalejo V en Arroyomolinos (Madrid).

Las cantidades aportadas por estos jóvenes inicialmente rondaban entre los 90.000 y 100.000 euros. Logicamente ese dinero no estaba debajo del colchón ni en sobres, por lo que tuvimos que hipotecar algunos la casa de nuestros padres y otros pedir prestamos personales con lo que tanto una cosa como otra supone en los tiempos que corren.

Manifestación afectados Zarzalejo5

Eran pisos de VPPL (viviendas de protección pública limitada), supervisados por el Ayuntamiento de Arroyomolinos y por supuesto por la Comunidad de Madrid, no esperábamos que nada pudiera salir mal…

El Ayuntamiento sacó a concurso los terrenos (recalco otra vez que es SUELO PÚBLICO), y una vez estudiadas todas las ofertas, adjudica la titularidad de los mismos a la promotora DUS&PC, una de las empresas de la tristemente conocida BITANGO PROMOCIONES (únicamente con escribir su nombre en Google se entiende lo de “tristemente conocida”) dirigidas entre otros por el “señor” JESÚS REY MARTINEZ (también se puede buscar en Google este nombre, los resultados no tienen desperdicio).

Y ya empiezan los problemas…

8 años después, de las 241 familias, 78 viven “felizmente” en sus bonitas casas de Zarzalejo V, previo pago de un sobreprecio de hasta 60.000 € exigido por el promotor. Las 163 familias restantes, siguen esperando la entrega de sus viviendas sufriendo la mayor de sus pesadillas por no haber aceptado el pago de semejante cantidad que, evidentemente no aparecía en sus contratos. Es decir, que 8 años después nos encontramos sin piso después de haber pagado 90.000 euros (la mitad de la casa!!), sin dinero y con la casa de nuestros padres hipotecada.

Febrero de 2013: la situación para éstas 163 familias es desesperada. Están cerca de perder el dinero aportado (recuerden, ¡90.000€!) y lejos de cualquier posibilidad de entrega de sus pisos al entrar en escena el famoso BANCO MALO. ¿Por qué aparece el Banco Malo? Porque Caja España-Duero, la entidad financiera que otorgó un préstamo de 36 MILLONES DE EUROS al promotor, a día de hoy sigue manteniendo la mayor parte de la deuda con DUS&PC al haber vencido el préstamo y no haberse entregado las viviendas. Recuerden que DUS&PC es la segunda promotora en discordia que, junto con Bitango, promueven esta presunta estafa en suelo público.

DUS&PC dice no poder atender al pago de la deuda con Caja España-Duero, ¿y por qué no pueden pagar?, porque nosotros no aceptamos el sobreprecio. Caja España-Duero, por tanto, mantiene esta deuda y es cuando aparece la figura del famosísimo SAREB o Banco Malo para sanear las deudas de la Caja, eliminando el “activo tóxico” de sus balances.

Increíble pero cierto… Consideran “activo tóxico” a unos pisos que tienen 163 compradores que ya han pagado 90.000€ y están dispuestos a satisfacer la cantidad restante hasta llegar al precio real de la vivienda que firmaron hace 8 años. ¿Casas pagadas a la mitad y con compradores deseando pagar lo que le corresponde para entrar en sus viviendas son activos tóxicos?

Octubre 2013: Todo sigue igual. Nuestros pisos en el SAREB, las casas de nuestros padres hipotecadas, las situaciones laborales como todo el mundo se imagina… Y el SAREB que hace? NADA, parece que esta más por la labor de ayudar al promotor que a nosotros los ciudadanos.

¿ESTO SE PUEDE PERMITIR?

También este este jueves DÍA 17 DE OCTUBRE
a partir de las 17: 00 SEDE CENTRAL DE CAJA DUERO / CAJA ESPAÑA / CEISS
C/ MARQUES DE VILLAMAGNA, 6

Se concentran para denunciar la complicidad de caja duero denunciando su complicidad

Resumen de Zarzalejo 5

PAH Madrid y PAVPS exigen que la EMVS paralice todos los procesos de desahucios

Tras el suicidio de Amparo en el día de ayer nos sumamos al comunicado de la PAH y la PAVPS exigiendo la paralización de toda la vivienda pública. Señalando como responsable a los gestores del la EMVS y al ayuntamiento de Madrid, a los que calificamos de asesinos. Animamos también a sumarse a sumarse al hastag #YoTambiénCulpoALaEMV tras las amenazas del ayuntamiento de denunciar a aquellos que los señalas como responsables del suicidio.

El comunicado

En el día de ayer conocimos la noticia escalofriante de un nuevo suicidio relacionado con el desahucio de vivienda. Amparo C.A. era madre de seis hijos, tres de ellos menores de edad, y tenía tres nietos, dos de ellos a su cargo en la vivienda, propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) de Madrid en la que residían, en el madrileño distrito de Carabanchel.

La víspera, el lunes 16 de septiembre, Amparo había recibido una comunicación oficial de la EMVS dando por finalizado el contrato de arrendamiento, al mantener una deuda de 975€, y fijando como fecha de desalojo el próximo 21 de octubre a las 9:30 horas. La carta estaba redactada al modo de las agencias de recobro: en un tono amenazante y sin dejar margen para un acuerdo que evitara el desalojo.

Es mismo día, el marido de Amparo acudió a la EMVS con intención de saldar la deuda del alquiler. En la empresa municipal le negaron tal posibilidad, a pesar de tratarse de una unidad familiar con menores. Horas más tarde, Amparo se suicidó.

La voracidad de la EMVS, que está vendiendo al mejor postor el parque público de viviendas sociales y utilizando métodos intimidatorios contra las personas con dificultades de pago, está muy lejos de la función de tutela del derecho a la vivienda que le corresponde. En los últimos meses este organismo ha acelerado los procesos de desahucio, incluso sobre familias con escasas o nulas posibilidades de procurarse alojamiento alternativo, contraviniendo así la legislación internacional de derechos humanos sobre “Desalojos Forzosos Sin Alternativa Habitacional”.

Hoy hemos sabido que la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid, dependiente del Área de Urbanismo del Ayuntamiento, se desvincula del suicidio e indica que la carta no era de desahucio ya que “no existe procedimiento judicial ni sentencia condenatoria ni auto de desalojo sustanciado por autoridad judicial alguna”. La frialdad de este organismo resulta estremecedora: no solo no decreta una moratoria sobre desalojos forzosos y declina cualquier responsabilidad, sino que además ha aireado unas supuestas deudas de la familia con la Comunidad de Vecinos. La falta de humanidad de sus responsables se refleja en el hecho de que aún hoy, dos días después del fallecimiento, no se ha ordenado la paralización del proceso de desahucio de la vivienda de Amparo, que sigue en pie.

No conocemos en detalle las circunstancias personales de Amparo, pero resulta innegable que la carta de desahucio se encuentra entre los desencadenantes de su fallecimiento, dada la proximidad temporal entre su recepción y el suicidio.

Existe, por tanto, una responsabilidad política clara tanto de la EMVS como del Ayuntamiento de Madrid toda vez que una de sus funciones primordiales es la de garantizar la tutela de los derechos fundamentales de la ciudadanía, en particular el derecho a una vivienda adecuada, recogido en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y en la propia Constitución.

PAH Madrid y la Plataforma por la Vivienda Pública y Social (PAVPS) exigimos, por tanto, la paralización inmediata de todos los procesos de desahucio de la EMVS y del resto de entidades públicas con competencias en materia de vivienda (empresas municipales de la vivienda e Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid –IVIMA- ) como medida de emergencia.

Por último, pedimos a todas las personas en situación de desamparo por falta de vivienda o por amenaza de desahucio, que no se rindan, no den por perdida su situación y acudan a las organizaciones de la sociedad civil que, prácticamente en cada ciudad, existen en la actualidad para luchar por garantizar el derecho a la vivienda y para paralizar los desahucios.

NO ESTÁS SOL@

PARALIZACIÓN INMEDIATA DE TODOS LOS DESAHUCIOS

NO MÁS MUERTES

Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid

———————————————————–

Además.

Que baje el que desahucia texto de Olga Rodríguez

Merece la pena vivir, luchar para que estas injusticias no se repitan nunca más texto de Manuel Sanpastor

De la concentración de ayer:

Javier Romero (@mainouv) y Alicia Armesto (@alitwittt)

Dibujos de 4ojos

Más de un centenar de antidisturbios echan a Amaya de su casa

Tras la paralización del primer intento de desahucio el 16 de Julio, esta mañana 20 furgonetas de antidisturbios con más de un centenar de agentes tomaban desde las siete de la mañana la calle Federico Carlos Sainz de Robles y sus alrededores, impidiendo el tránsito a toda persona que no viviese en alguno de los edificios afectados.
Iban a desahuciar a Amaya, una de tantísimas personas que se ha quedado sin empleo y que se había visto imposibilitada para pagar el alquiler de esa casa. Junto a ella habían pasado la noche cerca de una 20 de vecinos y activistas, acompañándola en estos difíciles momentos y con la voluntad de resistir hasta conseguir un acuerdo que incluyese una condonación de la deuda que Amaya tiene con la inmobiliaria Laudea y disponer de tiempo para buscar una alternativa.
A pesar de los intentos de días anteriores, incluyendo un encierro en la sede de la inmobiliaria, para solucionar el problema y negociar con ellos éstos se cerraron en banda, negando cualquier alternativa a la de ser expulsada a la calle. Laudea es una inmobiliaria perteneciente a la constructora INMODOMOS, una de tantas empresas que negando el derecho a la vivienda ha amasado una fortuna a base de especular, se enriquecieron con la burbuja inmobiliaria y piensan seguir haciéndolo cueste lo que cueste.
Además de las personas que durmieron en casa de Amaya se había convocado a las 7:30am a vecinos y personas solidarias para oponerse al desahucio, cuando ha comenzado a llegar la gente la zona estaba totalmente acordonada. Además los antidisturbios han procedido a identificar a toda persona presente dentro de una dinámica de intimidación y acoso al ciudadano.
Tras horas de tensión finalmente la policía ha entrado en la casa y cumplido con su cometido de dejarla vacía y con una persona en la calle. Cabe destacar que además de las actitudes burlescas y agresivas que han mostrado con los solidarios, un chico de 19 años que se había acercado a la concentración, al verse apartado y sin cámaras delante, 5 agentes le han rodeado, tirado al suelo y tras pisarle la cabeza le han dicho “Menos mal que el mando está de buenas sino te llevábamos con nosotros y eso no te iba a gustar” la total ausencia de motivo legal para esta agresión queda patente en que tras la misma ni le han identificado. Por fortuna trabajadores y vecinos han presenciado esta agresión policial y se han podido recoger sus números de placa y ya se está preparando una denuncia contra estos policías.
Lo más paradójico del dispositivo policial ha costado con seguridad mucho más que la deuda de Amaya pero como con el rescate bancario no es un problema de que no haya dinero, sino de voluntad de la administración que prefiere gastar mucho en hacer una demostración de fuerza que en pensar vías para que la gente no se vea en la calle.
A pesar de la frustración el caso de Amaya determina aun más nuestra decisión de tomar las casas en manos de inmobiliarias, bancos y constructoras, en el país con más vivienda vacía de Europa no dejaremos que siga habiendo gente sin casas ni casas sin gente.